Nota: «Nuevo Orden Mundial su Pandémia y el despertar de la Subjetividad», por Alfonso Lans (15 de mayo, 2020)


Esta texto de Alfonso Lans: Nuevo Orden Mundial su Pandémia y el despertar de la Subjetividad, fue publicado como «Nota», en Facebook, Por razones de edición, la transcribimos..

Nuestro agradecimiento a Alfonso Lans.


Nuevo Orden Mundial su Pandémia y el despertar de la Subjetividad

Alfonso Lans

En estas líneas no se trata de afirmar una tontería negacionista tal como que el coronavirus no existe, tampoco que no tenga una alta letalidad, sino sobre algunas implicaciones y complicaciones, que le son inmanentes, ya es evidente que el relato global sobre el virus y los procedimientos ensayados para «enfrentarlo» terminan provocando, incitando y encauzando comportamientos y emociones que desatan mutaciones virales en la subjetividad maquínica al efectuar una precisa política de las pasiones que tiene al encierro, el aislamiento y la distancia social como vectores privilegiados sobre los “cuerpos en relación” y que conforman un nos-otros colectivo en fragmentación geométrica, proporcional a la velocidad de contagio del pánico sobre el cuerpo social, la reunión de los cuerpos en el espacio público es primero señalada y luego experimentada como aglomeración peligrosa que contagia, enferma y mata.

Es la exacerbación mediática del miedo en el corazón humano hasta lograr la experimentación del terror no ya como terrorismo de Estado en tanto actualización del pasado, sino que provocado por un enemigo invisible, psicotrónico más que biológico, es diseminado por las pantallas hasta acechar en el beso del niño de la familia o la caricia del amante. La farsa de la pandemia no estriba en que el virus sea anodino, no lo es; sino en que su exposición permanente a la luz pública, contabilizando día a día y en doble horario el número de muertos, contagiados y recuperados, incluso de testeados a nivel nacional y global encubre, por exceso de luz, la operación médico-militar necropolítica global a la que estamos siendo sometidos, la farsa estriba en la operación mediática y psicotrónica que provoca como efecto la aceptación pasiva de la represión y el control, e incluso reclamados cuando no exigida por las poblaciones y ciudadanía hasta provocar la detención de la vida cotidiana, arrojándola a un espacio interdimensional.

Covid 19 es un agujero negro que atrapa toda partícula, toda luz sobre sí; creando una especie de loop o bucle temporal que nos captura en un horizonte de sucesos en que los trayectos en el espacio se reducen al mínimo movimiento, hasta borrar el territorio como hábitat y el tiempo como futuro es aplanado en la precisa medida en que se aplana la curva de contagios y con ella la perspectiva.

Encerrar, aislar, aterrar, hambrear, golpear insistentemente con sobreinformación (si piensas en Goebbels, tienes razón) sobre un único tema: coronita virus y estar permanentemente bajo amenaza de muerte y por si fuese poco señalados de ser un potencial culpable de la muerte de los seres más queridos, constituye un dispositivo de control mental de masas que devela la naturaleza psicotrónica del virus, este ataca nuestro polo paranoico hasta devenir en seres confusos, vulnerables, impotentes y fundamentalmente obedientes, es ni más ni menos que el tratamiento aplicado por las SS.

Creo que vamos a salir de esta situación de Pandémia declarada por la OMS en el marco de una guerra híbrida de las élites contra la humanidad, como una sociedad global mas fascista sino despertamos a tiempo, estamos siendo impulsados a este infierno por 5 miedos básicos, que el historiador francés Georges Duby pudo cotejar presentes tanto en el año 1000 como en el 2000.

A sólo 20 años vemos que a través de la pandemica situación actual han sido activados sincrónicamente : miedo a las epidemias (enemigo omnipresente e invisible), miedo al otro (con el agravante que adolescentes y niños están siendo vistos como vector de riesgo/contagio, ya se han visto ataques verbales por circular en las calles y prohibición de entrar en supermercados) miedo a la miseria (ya presente y va a durar más que el virus), miedo a la violencia y miedo al mas allá. Esta arma biológica empleada contra la humanidad permite la realización eugenésica y de ingeniería social, económica y financiera que nos esta transformando y que por lo pronto ha atacado el espacio tiempo dejándonos en un especie de bucle temporal donde damos el paso del individualismo al aislamiento como vector de organización de la subjetividad apoyada en las nuevas tecnologías digitales, virósicas por naturaleza, pasamos de ser cuerpos dóciles a cuerpos terminal en red (Tele-trabajo, tele-escuela, tele-estudios, reuniones zoom etc.) Nuestro presente y nuestro futuro se resume al enunciado «las próximas dos semanas son cruciales». Si bien la estrategia global tiene variaciones locales el encierro, el aislamiento social, la detención del tiempo de la producción generan síntomas de ansiedad y angustia acrecentado por pérdida de noción del tiempo y estrechamiento del espacio social con una restricción brutal de los intercambios sociales que nos deja inermes frente a la incertidumbre en clave de supervivencia. Si este fuera un guión de Dios está claro que el Guasón, (el posta no la versión patética de Phoenix) es su supremo sacerdote. No quiero olvidarme de la cara solidaria hija de la miseria como son las ollas populares con las que el pueblo resiste frente al hambre produciendo comunidad y colectivos que pueden parir otros mundos posibles a los de la pequeña burguesía controlada y habitante de la red.

Al fijarnos a un presente perpetuo desaparece el emplazamiento que posibilita la emergencia del punto de vista, punto de vista que antecede y constituye la experiencia de la subjetividad y con ella el pensamiento crítico. De hecho se ha atacado no ya la organización psíquica de los individuos sino su a priori, me refiero a las coordenadas espacio-temporales que hacen posible la emergencia de la subjetividad en sí misma, en tanto sin emplazamiento en un territorio y sin historia no hay sujeto ni mundo propiamente dicho. El cuerpo social pierde su volumen hasta disolverse en la pura luz, hiperconectados por impulsos eléctricos, codificados binariamente para fluir como datos destinados a informar, estimular, activar y afectar los cuerpos al grado de hacerlos mutar para efectuarse como cuerpos terminales en red.

Asistimos ahora si en forma definitiva a la muerte del alma del sujeto, la plaza vacía el primero de mayo del 2020 es la constatación de que el sujeto de la historia ha sido asesinado, no ya por las balas de la represión del Estado policial que la multitud supo enfrentar una y otra vez a pesar de que la muerte o la cárcel estaban allí acechando y las masacres constituían en gran medida su memoria histórica, labrada en las luchas sociales y haciendo de la resistencia un posible que no dejaba de actualizarse frente a la codicia y el despotismo. El sujeto de la historia fue asesinado como en el inicio de la modernidad lo fue dios. El virus ya no es controlable porque es psicotrónico, como decía Virilio vivimos bajo la tiranía de la luz y por ella en la más terrible de las sociedades, la del control.

Si bien la democracia en todo el globo ya estaba herida de muerte, con la proliferación de cámaras y dispositivos digitales de control electrónicos e internéticos; con la irrupción del coronavirus a partir de la decisión de técnicos y funcionarios no electos de confinarnos la han hundido definitivamente en un agujero negro del que improbablemente logremos recuperarla. ¿Quién tomó tan perversas decisiones a las que gobiernos se sometieron y las masas del planeta aterrorizadas acogieron con beneplácito, exigiendo incluso aún medidas más restrictivas de nuestras libertades? ¿Es que acaso no nos damos cuenta del golpe global al que nos han sometido? Ver a las organizaciones sociales y políticas alinearse tras tamaña felonía es terrible, por eso no se trata de resucitarlo (al sujeto de la historia); sino de hacerlo mutar para dotarnos de un deseo revolucionario que permita realizar las transformaciones sociales económicas y políticas necesarias para dotar a las actuales, pero fundamentalmente próximas, generaciones de un futuro en donde la autonomía alimentaria sea una realidad.

Este programa de Ingeniería social busca no solo esclavizarnos en un grado inimaginable, sino asesinar las almas humanas, lisa y llanamente devorarlas. Simplemente Eugenesia. A los gerontes aislarlos de los nietos o eliminarlos definitivamente, por la global omisión organizada de la atención médica y por efecto del aislamiento mismo y el alejamiento de sus afectos más cercanos. A nivel familiar y social al cortar el vínculo de los niños y jóvenes de sus abuelos se interrumpe el filum que en el agenciamiento abuelos : nietos asegura la producción de memoria y encarna la proyección al futuro. Niños máquina, son deshumanizados mediante un preciso y violento programa de asesinato de sus almas. Nada es casualidad, traumatizar los niños, aislarlos, para desafectivizarlos envueltos en un profundo miedo al semejante, luego en una segunda fase incorporarlos al sistema educativo pero tapándoles la boca y estableciendo una distancia de 2 metros entre los cuerpos eliminando la básica relación táctil que nos dota de un mundo sobre un plano de consistencia.

Protejamos nuestros niños de esta perversa tiranía global de la élite esclavista. Se han apropiado de la riqueza, se han apropiado de la tierra y sus recursos también de nuestras consciencias y voluntades. ¡Ahora vienen por nuestras almas!

Me temo que eso que llamamos alma y que sentimos y percibimos nosotros los modernos, que aún portamos como organizador de la experiencia y producción de la subjetividad, en la ilusión de poseer un Yo libre e independiente, en tanto puedo decir yo soy, ya no será el centro de la experiencia subjetiva de las próximas generaciones si el programa de las élites se consuma.

Actualmente estamos ante la desalmada producción del autómata ante un borramiento intencional del mundo interno en tanto ¿quien devuelve la mirada y con ella devuelve una imagen de mi como base de un yo emergente o quien mediante la relación táctil me devuelve la consciencia de mi volumen de un cuerpo que me pertenece en tanto afecto y soy afectado entre los otros, por nos-otros para que dotado de un cuerpo y una consciencia pueda experimentar una vida como propia, en tanto experimentación material, sensorial, sensitiva y perceptiva de mi existencia en el cosmos a la vez de expresión singular en el mundo. Encarnación del ánima que insufla vida al crear materialmente los cuerpos en el espacio-tiempo. En resumen protejamos a los niños de estos desalmados capaces de torturarlos violarlos, cazarlos, asesinarlos, comerlos y beber sus fluidos, en especial su sangre y ahora ensayarán asesinar sus almas, porque estas lacras carecen de ellas, se alimentan de la humanidad y no solo la desprecian, la odian, pero fundamentalmente construyámosles un futuro vivible.

La denuncia en el mes de mayo de la Diputada italiana Sonia Cunial ante su Parlamento del operativo covid-19 en la estrategia de imponer el nuevo orden mundial esclavista y perverso del capital financiero internacional, que tiene a Bill Gates como uno de sus jefes de operaciones, muestra que estamos ante una operación de digitalización del cuerpo, de un perverso transhumanismo en marcha, que tiene como objetivo el asesinato del alma de la humanidad, asesinato necesario para la creación del autómata con obsolescencia humana nanotecnológica programada.

Hemos entendido que no se muere por cierto por el solo virus y desde entonces se podrá sufrir y morir gracias a Ustedes, según la ley, por la miseria y la pobreza. Y como en los mejores régimenes la culpa será echada sobre nosotros ciudadanos. Nos quitan la libertad y nos decís que nos la buscamos. Al grito de ‘Divide et impera’. A pagar son sobre todo nuestros hijos, almas violentadas de acuerdo con quien supuestamente deberían garantizar sus derechos. Será permitida la vuelta al colegio solo con pulseras (electrónicas) para acostumbrarlos a la libertad bajo vigilancia. A los tratamientos sanitarios obligatorios esclavistas y campos de concentración virtuales a cambio de una patineta y una tablet. Todo esto para satisfacer los apetitos de un capitalismo financiero cuyo motor es el conflicto de intereses representado por la OMS cuyo primer financiador es Bill Gate”(…) “El dice literalmente: ‘Si hacemos un buen trabajo con las nuevas vacunas, podemos disminuir la población mundial de un 10 a un 15 %’. Y sigue ‘Solo un genocidio puede salvar al mundo’”.

También en EEUU, el clan Kennedy a traves de Robert Kennedy Jr. señala a Gates y los globalistas reafirmando la misma línea de denuncias que la Diputada italiana:

Las vacunas, para Bill Gates, son una filantropía estratégica que alimenta a sus muchos negocios relacionados con las vacunas (incluida la ambición de Microsoft de controlar una empresa global de identificación de vacunas) y le da el control dictatorial sobre la política de salud global, la punta de lanza del neoimperialismo corporativo.

La obsesión de Gates con las vacunas parece alimentarse de una convicción mesiánica de que está ordenado para salvar al mundo con tecnología y una voluntad divina de experimentar con las vidas de los humanos menores” (…) “Laboratorios independientes encontraron la fórmula de esterilidad en cada vacuna probada. Después de negar los cargos, la OMS finalmente admitió que había estado desarrollando las vacunas de esterilidad durante más de una década. Acusaciones similares vinieron de Tanzania, Nicaragua, México y Filipinas.

El estudio A2017 (Morgensen et. Al. 2017) mostró que la popular vacuna DTP de la OMS está matando a más niños africanos que las enfermedades que pretende prevenir. Las niñas vacunadas sufrieron 10 veces la tasa de mortalidad de los niños no vacunados. Gates y la OMS se han negado a retirar la vacuna letal que la OMS aplica a millones de niños africanos anualmente.

Los defensores mundiales de la salud pública en todo el mundo acusan a Gates de secuestrar la agenda de la OMS lejos de los proyectos que han demostrado frenar las enfermedades infecciosas; agua limpia, higiene, nutrición y desarrollo económico. Dicen que ha desviado los recursos de la agencia para servir su fetiche personal: que la buena salud solo viene en una jeringa.

Además de utilizar su filantropía para controlar a la OMS, UNICEF, GAVI y PATH, Gates financia empresas farmacéuticas que fabrican vacunas y una red masiva de grupos farmacéuticos de la industria que transmiten propaganda engañosa, desarrollan estudios fraudulentos, realizan vigilancia y operaciones psicológicas contra la vacilación de vacunas y usar el poder y el dinero de Gates para silenciar la disidencia y forzar el cumplimiento.

En sus recientes apariciones sin parar en Pharmedia, Gates parece alegre de que la crisis de Covic1.19 le dé la oportunidad de forzar sus programas de vacunas del tercer mundo en niños estadounidenses”.

Se percibe la continuidad sinuosa de una línea de resistencia a este nuevo tecnofascismo que se está instalando como NWO desde el último discurso del presidente norteamericano John F. Kennedy poco antes de su asesinato hasta nuestros días:

«Damas y caballeros:

La misma palabra “secretismo” es repugnante en una sociedad abierta.

Estamos como sociedad, inherente e históricamente opuestos a sociedades secretas, juramentos secretos y procedimientos secretos.

Para los que nos oponemos en todo el mundo a una conspiración monolítica y despiadada la cual depende de la codicia para expandir un temor infundido a sus influencias, de la infiltración en lugar de la invasión, de la subversión en lugar de elecciones, de la intimación en lugar de la libre elección.

Se trata de un sistema que ha reclutado gran cantidad de recursos materiales y humanos en la construcción bien unida y eficiente máquina que combina operaciones militares, diplomáticas, de inteligencia, científicas y políticas.

Sus planes se ocultan, no se publican. Sus fallos se entierran, no son titulares.

Sus disidentes son silenciados, no alabados.

No se cuestionan sus gastos, ningún secreto es revelado.

Esto es por lo que el legislador Solón decretó como crimen que cualquier ciudadano se encogiese ante la controversia.

Les pido a ustedes su ayuda en la gran tarea de informar y alertar a la gente de América, con la confianza de que con su ayuda, el hombre pueda ser para lo que nació: ser Libre e Independiente».

Hoy más que nunca se hace necesario un nuevo paradigma ético-estético que reorganice la vida cotidiana, abandonar las ciudades, ensayar la vida en comunidad, operar las tecnologías en interfase para sostener y efectuar una vida en común, a la vez de reinventar la democracia, la autonomía y la cooperación para la vida abandonando la organización binarista de la sociedad, en resumen una práctica de la ecosofía como referencia para la construcción de la vida social.

Para salir del bucle temporal en que el virus corona nos ha arrojado, se hace necesario también recuperar el pasado. La idea de refundar la Nación, actualizando en el caso del Uruguay las Instrucciones artiguistas del año XIII y el reglamento de tierras de 1815 pueden ser un buen principio. Solo una radical reforma agraria podría constituir comunidades rurales vinculadas en interfaz por las nuevas tecnologías para reinventar la democracia y el bienestar social. Si se trata de construir una nueva normalidad, ésta indefectiblemente afectará la realidad dominante produciendo no una “nueva normalidad”, sino una nueva realidad y tendremos que ver si iremos en la construcción de una sociedad mas igualitaria o nos mantendremos bajo el régimen militarista financiero que se lleva nuestras riquezas y recursos naturales a golpes de crisis provocadas, como si se tratase de una aspiradora que se lleva toda nuestra energía y producción de riqueza y a nosotros mismos a través del régimen de la DEUDA. Sin embargo el sistema de la deuda está frente al colapso. Literalmente la deuda global se ha vuelto impagable y los mercados han llegado a su límite, de ahí la desesperación del poder global que está por encima de gobiernos y estados que se expresa como guerra híbrida contra la humanidad.

El desafío para la política de los pueblos en los tiempos que vienen es incorporar un programa ecosófico y su implementación para una nueva realidad social y económica capaz de insuflar el deseo de pertenecer a una nación, una comunidad, una familia y pasar del padecimiento a la creación en nuestras vidas. Abiertos a producir nuevos agenciamientos colectivos deseantes, productores de potencia y creación colectiva, para re-afirmar la alegría revolucionaria que permita recuperar nuestra relación con la naturaleza y desengancharnos del circulo del consumismo productor de individualismo, miseria, soledad, angustia y ansiedad.

’’(Marx) …La conciencia no puede ser otra cosa que el ser consciente, y el ser de los seres humanos es su proceso real de vida. Lo vuelve a repetir en el prólogo a la primera edición de El Capital, cuando escribe que no puede hacer al individuo responsable de relaciones de las que es su criatura social, por mucho que quiera alzarse subjetivamente por encima de ellas.

Marx se estaría refiriendo aquí a la inversión (típica del fenómeno ideológico) de la relación causa-efecto pues, expresado ahora de una manera spinozista, nos imaginamos ser el origen o la causa de nuestros actos cuando en realidad ignoramos las causas que nos han llevado a actuar como lo hacemos..’’ (José María Durán )

El profundo problema que los pueblos padecen es que no han encontrado los hombres y mujeres que creen una narrativa que les dé rumbo a sus mentes y corazones, por ello el virus psicotrónico a calado su entendimiento y los tiene sumidos en la confusión, reina el miedo y la obediencia a los poderes oscuros que los esclavizan y explotan. No creen en otra posibilidad que en la narrativa que los amos les muestran, han perdido su coraje y transferido su poder a las élites y sus burocracias. Otro mundo es posible solo si es primero imaginado en sus mentes y deseado con sus corazones. El todo es mental.

Hoy más que nunca la vía ecosófica, el legado que Félix Guattari acompañado brillantemente por Gilles Deleuze pusieron ante nosotros, es crucial. Una vía para la sobrevivencia de la madre tierra y de la humanidad. Crucial para sanar el deseo de Vida. Tendremos que desembarazarnos de la tiranía del capital y regresar a la tierra apropiandonos de las tecnologías o seguir con nuestras viditas preprogramadas y padecer sus políticas eugenésicas hasta agotar el planeta. Aún estamos a tiempo de librar esta guerra y superarla, para ello tendremos que vencer el virus psicotrónico o someternos a la dictadura electrónica. Claramente es una cuestión de vida o muerte.

¿Qué podemos decir frente al fracaso del progresismo continental que siguió a la década neoliberal desembozada, y en Uruguay con el diario del lunes que podemos decir?

Nos debemos un análisis profundo de cuáles han sido las corrientes ideológicas que empoderadas en la coalición de izquierdas (aggiornada para gobernar como Encuentro Progresista) pero mucho mas necesario aún son sus efectos en la subjetividad, cómo económicos. ya Marx en su escrito sobre la cuestión judía enuncia claramente un problema cardinal y que el Progresismo ha sabido evitar primero, para confundir después a la población ayudando a generar la doble masa; oposición antagónica e ilusoria, pobremente ilusoria pero altamente efectiva desde el escenario mediático desde donde se gobierna.

Marx escribía:

«Sólo cuando el hombre individual, ser real, haya recuperado al ciudadano abstracto y se haya convertido como individuo en un ser social en su vida empírica, en su actividad individual, en sus relaciones individuales; sólo cuando el hombre haya reconocido y organizado sus «propias fuerzas» como fuerzas sociales y que, por este hecho, no separará ya más de él mismo el poder social en la forma de poder político, sólo entonces se conseguirá la emancipación humana.» (La Cuestión judía, 1844.)

El Progresismo históricamente es una corriente ideológica burguesa y desde su nacimiento constituyéndose a la izquierda de los sectores nacionalistas y católicos vinculados a la tierra. En esta bipolaridad el Frente se alinea como es de público conocimiento entre los primeros y oscila entre el pragmatismo y las posiciones socialdemócratas ganadas al viejo batllismo. El orden perdido con el nacimiento de FA como una vía con fuerte impronta marxista, aunque no menos estatista se desplomó con el proyecto Comunista que llevó a la Rusia Imperial al capitalismo monopolista de estado y como mas tarde logrará con mayor éxito económico la China Imperial.

El mayor éxito del progresismo es asegurar la gobernabilidad y prácticamente extinguir el deseo revolucionario entre los pueblos. Han dado falsas alegrías a sus pueblos y han sumido en la tristeza a grandes capas de desposeídos apagando sus deseos libertarios a cambio de un consumo desenfrenado y desigual.

Nos han convencido que nuestra realidad social es lo real posible, ni más ni menos que debemos resignarnos a trabajar para el capital, ser esclavos de por vida y que eso es lo que dejaremos a las próximas generaciones.

Aunque el descontento crece, la plutocracia crece aún más y ha tomado el orbe, la política mediocre de los falderos del Capital que se regocijan en su pequeño poder local y en la posición en la escala social capitalística; les ha permitido incorporarse a «la clase política» manteniendo muchos de ellos un estilo de vida cada vez más cercano a la de la élite económica y política local, que por otra parte, desde los años 50 del siglo pasado, ha reducido su papel para ser socios menores del Gran Capital.

Mujica y su mediática puesta en escena mundial no basta para tapar esta realidad. Un solo detalle da el ejemplo: en la ciudad de Montevideo se ha gobernando para Salgado (CEO del monopolio del Transporte capitalino).

¿Qué hace Montevideo con un gobierno que por servil no ha cambiado radicalmente el sistema de transporte en beneficio de sus habitantes?

También en el transporte binacional, Buquebus y el sponsor maravilla del progresismo: López Mena; ha logrado prácticamente un Monopolio como contraparte.

Se ufanan de pagar la Deuda Externa a los Organismos Financieros Multilaterales (Banca Internacional que no lo confunda el palabrerío) a inmejorables condiciones y la llamada derecha hoy la acrecienta.

A los Bancos los gobiernos les garantizan su actividad predatoria, mientras entregan la tierra a manos de extranjeros que obvio no se radican en el país, sino a sociedades anónimas, empresas papeleras y agroalimentarias transnacionales.

Permitieron sin ningún escrúpulo que las agroempresas nacionales e internacionales nos agredan, a los todos habitantes del país y en particular a la salud de nuestros hijos que son los que con suerte nos sobrevivirán, con venenos masivos a través de nuestra comida y agua. Prácticas criminales permitidas para favorecer a Plutócratas como Soros y Monsanto (que vale recordar financiaron la campaña en favor de la legalización de la Marihuana Imponiendo el control sanitario cuando solo basta con descriminalizarla, tratarla simplemente como se trata al arroz por ejemplo hubiese bastado)

Monsanto con sus plantíos transgénicos de soja nos arrastra al monocultivo y si de monocultivo se trata también hablemos del avance de los montes de eucaliptos (fundamentalmente de compañías extranjeras) y las increíbles concesiones a la transnacional finlandesa UPM ex Botnia que son una amenaza presente e hipoteca el futuro de la vida de las próximas generaciones.

Por si no alcanzaren para abrir nuestros ojos las loas del Financial Times a Astori eterno jefe, ya como ministro ya desde la sombra moviendo sus soldados, de la Economía del Estado; están los abrazos de Mujica con Rockefeller y los innumerables asados en el Quincho con la embajadora de Obama durante todo su gobierno. Tendría que bastarnos para descubrir el verdadero carácter de la fuerza que se ha apropiado del aparato de Estado el sólo saber que ya se está entregando el Acuífero y comprometiendo la calidad de nuestras tierras en un futuro cercano, tan cercano como incierto es para nuestras improvisadas visiones sobre el futuro en un contexto de cambio climático el futuro de las próximas generaciones.

Tampoco se promueve el crecimiento del conocimiento para la producción de tecnología. ¿Dicen que se trata de dinero? Esto siempre fue y será falso.

Por momentos visualizamos la amarga intelección de que el tratamiento antisubversivo aplicado por la dictadura logró programar con éxito la mentalidad de los actuales dirigentes y cuadros de la vieja escuela y logrado eso la programación mediática del televidente común hizo el resto.

El neoliberalismo económico no ha cesado de desarrollarse incluso por debajo y en gran medida en ancas del progresismo político y la oscilación derecha izquierda, se sabe, históricamente simplemente ha sido funcional al proceso de Integración del Capitalismo Mundial.

¿Cuánto de lo descrito hubiese permitido el pueblo si gobernara la vieja derecha? No solo no ha habido profundización de la democracia sino una cuasi liquidación del pensamiento crítico y una manipulación mediática y académica (neotecnócratas) de los conflictos en las relaciones sociales tras consignas parciales manteniéndonos dormidos mientras avanzan las tecnologías electrónicas de control social al grado de devenir capilar administrando nuestros pequeños miedos y conduciendo nuestras frustraciones a conflictos capilares cuando no psíquicos reproduciendo los antagonismos sociales de todo tipo al capturar las luchas de las minorías en las agendas de derechos humanos de los organismos estatales y policíacos, en organismos académicos y pergeñados por las políticas de organismos internacionales con agendas globales.

Al arrojarnos al control directo de los bancos y del Estado con la bancarización de nuestra vida cotidiana se termina de liquidar las libertades individuales. Esto nos revela una terrible verdad: ya no habitamos una República propiamente dicha. El miedo a a revolucionar y crear nuestra vida colectiva ha imperado y como debía ser se ha apagado la esperanza en nuestros corazones, mejor así la esperanza es una pasión triste que deposita en una causa externa el cambio por venir. Luego, tras la conciencia mórbida que percibe el abismo al que nos despeñamos tristemente, los corazones aún palpitan, el enunciado de Marx depende de que volvamos a armonizar nuestros corazones como conciencia colectiva, para entre otras cosas comprender que la institución del salario es una esclavitud apenas velada y que todo aumento autoritario del salario no será más que una mejor remuneración de los esclavos posmodernos.

El progresismo ha logrado soldar el deseo de las masas a la institución misma de la esclavitud clamando por fuentes de trabajo en extinción, mientras en los años 60 del siglo pasado luchaban por su liberación, en la actualidad claman por su servidumbre:

«La misma igualdad de salario, tal como Proudhon la reclama, no hace más que generalizar la relación del obrero de hoy con su trabajo, relacionando a todos los hombres con el trabajo. Así la sociedad es concebida como un capitalista abstracto.» (Introducción…, 1844, «Économíe». II, p.68.) C. Marx

Servidumbre doblemente triste ya que además asegura multitudes sedentarias arrojadas a la pobreza en la medida que el empleo de recursos humanos para la producción es ya innecesaria aunque aún combinada con formas de esclavitud nunca antes vistas constituyendo una realidad que se profundizará en un futuro cercano e inexorable que si bien nos arrastra hacia la catástrofe amenazando la propia vida del planeta, también nos deja en ciernes de una revolución molecular, aunque de momento veamos triunfar un fascismo neotecnológico que combina las distopías de Husley y Orwel, también renueva la máxima marxista:

«Para transformar la propiedad privada y parcelada, objeto de trabajo individual, en propiedad capitalista se habrá necesitado más tiempo, más penas y esfuerzos que el que exigirá la metamorfosis de la propiedad capitalista en propiedad social, ya que aquella ya reposa sobre un modo de producción colectivo. Allí se trataba de la expropiación de la masa por algunos usurpadores; aquí se trata de la expropiación de algunos usurpadores por la masa.» (El Capital, I, «Économie», I, p.1240)

El capitalismo descodificó el agenciamiento rural que liga la tierra por unidades (territorialización) que se correspondía a un linaje (familiar). Al descodificarlo incluyó un cambio en ese agenciamiento desterritorializando al hombre. El flujo quedó «libre» para luego ser capturado (y reterritorializado) a través del trabajo asalariado (punto de subjetivación al sistema). El hombre es desterritorializado como fuerza de trabajo y reterritorializado al introducirlo en un nuevo agenciamiento: Hombre – herramienta – trabajo. Se reterritorializa en tanto cambia la relación trabajo fuerza de trabajo dotándole la cualidad de mercancía (vende su fuerza de trabajo) Dinero como equivalente universal, no ya codificado, sino axiomatizado.
Neo esclavitud capitalística que se acrecentará con la digitalización del dinero. El amo son los banqueros en sociedad con los dueños de la tierra y los militares con su complejo industrial.

La misma estrategia que la desplegada en la »Primavera Arabe» se cargó a los líderes anti imperialistas que emergieron en el apenas estrenado siglo XXI como a los lideres progresistas de la Región llamada Latinoamérica hoy ha llegado al corazón del Imperio.

El capital financiero y las multinacionales están desplegando una guerra híbrida contra toda nación y gobierno que no ceda a sus mandatos y exigencias. Se presentan desesperados frente a un mundo que se sacude para sacarse el yugo de la Elite Imperial. El capitalismo mundial teme desintegrarse ya que las rajaduras parecen llegar hasta el manto de la tierra, la pachamama por eso se vuelve cada vez mas agresiva, sacudida por fuerzas de muerte y abolición de la vida.

La élite intentará nuevamente nutrirse de la guerra, por eso mismo la lucha por la paz y por la dignidad de la humanidad es una tarea urgente a la vez que revolucionaria. La guerra, principalmente, se despliega en el campo de la subjetividad, la lucha por desplegar el pensamiento y su fuerza vital es la única arma que poseemos en esta guerra psicotrónica; y ella se está dando poco a poco de modo manifiesto. La estrategia del control social de masas y la realización de la profecía del gran hermano en grados inimaginables es el principal campo de batalla pero que solo toma consistencia si la multitud revoluciona el universo semiótico y los modos de gestionar, crear y fundamentalmente soñar nuestra vida incluyendo obviamente, las relaciones y los modos, de producción.

Es hora de colocar la lucha contra la esclavitud del siglo XXI como principal problema a resolver ya que se trata de la propia supervivencia de la humanidad y con ella del Planeta, ser conscientes de los acontecimientos y dejar de mirar para otro lado comienza a develarse en la gran tarea revolucionaria. Desear un mundo no capitalista, mundo actual que padecemos y porque lo sufrimos conocemos. Es por temor a soñar, que es lo mismo que despertar al dolor de la lucha que no enterramos de una buena vez, a pesar del poder de las armas, esta dictadura terrorista global.

Todo el sistema político tecnológico actual está diseñado para servir a la élite económica mundial que se conforma siguiendo las líneas de linaje de sangre y las alianzas estratégicas en función de mantener y acrecentar su dominio global. Esta élite está en el vértice del Capitalismo Mundial Integrado. Solo desembarazándonos del sistema capitalista en pleno colapso lograremos producir un futuro para la humanidad y para ello tendremos que apelar a la creación colectiva de un nuevo sistema que aún no llegamos a vislumbrar o caer derrotados ante la dictadura digital electrónica en ciernes.