Agenciamientos: «Cine poesía», por Pier Paolo Pasolini / «Cine prosa», por Eric Rohmer (1965). Traducido por Joaquín Jordá


Se publican dos textos consecutivos: Cine poesía, de Pier Paolo Pasolini, seguido de una entrevista a Eric Rohmer: Lo antiguo y lo nuevo, que en español se tituló conjuntamente en el mismo libro: «Cine de poesía contra cine de prosa«, editado por ANAGRAMA, en 1970, traducido por JOAQUÍN JORDÁ.

Movimientos Aberrantes prefiere situar ese «contra», como «agenciamentos», y así lo presentamos.

Nuestros amigos de la web «Deleuze«, en «¿Qué es un agenciamiento?», postea»:

«Es una multiplicidad que comporta muchos géneros heterogéneos y que establece uniones, relaciones entre ellos, a través de edades, de sexos y de reinos de diferentes naturalezas. Lo importante no son las filiaciones sino las alianzas y las aleaciones; ni tampoco las herencias o las descendencias sino los contagios, las epidemias, el viento.

Un animal se define menos por el género y la especie, por sus órganos y sus funciones que por los agenciamientos de que forma parte. Por ejemplo un agenciamiento del tipo hombre-animal-objeto manufacturado; HOMBRE-CABALLO-ESTRIBO. Lo primero que hay en un agenciamiento es algo así como dos caras o dos cabezas. Estados de cosas, estados de cuerpos; pero también enunciados, regímenes de enunciados. Los enunciados no son ideología.

Son piezas de agenciamiento, en un agenciamiento no hay ni infraestructura ni superestructura. Los enunciados son como dos formalizaciones no paralelas, de tal forma que nunca se hace lo que se dice, y nunca se dice lo que se hace, sin que por ello se mienta; no se engaña a nadie ni tampoco se engaña a si mismo. Lo único que uno hace es agenciar signos y cuerpos como piezas heterogéneas de una misma máquina. En la producción de enunciados no hay sujetos, siempre hay agentes colectivos. Son como las variables de la función que no cesan de entrecruzar sus valores o sus segmentos